Tomar buenas decisiones en el trabajo es difícil. 

Si lo normal es que cualquier persona sienta responsabilidad por el resultado de una decisión sea cual sea su trabajo, la responsabilidad que sientes tú emprendedor cuando se trata de tu negocio, pasa a otro nivel.

En ese otro nivel, la responsabilidad puede mezclarse con muchas otras emociones: ganas de Ă©xito, miedo al fracaso, ‘quĂ© vamos a hacer si me va mal’, sĂ­ndrome del impostor, reparos por el ‘quĂ© dirán otros’, falsa inseguridad… 

Y en esos momentos la visión se nubla y acabas tomando decisiones muy condicionadas por emociones que te crean muchas dudas.

¿Qué hacer en esos momentos?

Por si estás en esa situación, te contamos lo que a nosotros nos ha funcionado: conocimiento y experiencia.

  • Conocimiento: Está al alcance de cualquiera. Hay miles de buenos recursos en internet sobre el tema que quieras a los que puedes acceder, incluso gratis, y aprender lo que estás necesitando en pocos dĂ­as o semanas. No caigas en contratar a alguien si no sabes siquiera lo que debe hacer por ti para conseguir lo que esperas, aprende antes los conceptos básicos y te irá mucho mejor.
  • Experiencia: SĂłlo está al alcance de quienes ya han vivido situaciones difĂ­ciles emprendiendo.

La necesidad de la experiencia a la hora de tomar decisiones correctas no significa que sea imposible que triunfes emprendiendo a no ser que hayas fracasado varias veces antes, no es eso.

Significa que en situaciones difíciles, debes buscar apoyo en personas con más experiencia para disminuir el riesgo de fracaso. 

Emprender es difĂ­cil y seguro que muy poca gente en tus cĂ­rculos de familia o amigos ha pasado por esa experiencia.

 

🤷🏻¿Confiarías en un niño de 14 años para recibir consejos sobre cómo cuidar a tus hijos?. ¿O en una farmacéutica para presentar tus declaraciones de impuestos correctamente?.

Pues lamentablemente, muchas personas que nunca han hecho nada parecido a emprender se atreven a dar consejos a emprendedores como si fueran expertos… ¡y hay emprendedores que se dejan convencer!

Tener éxito emprendiendo a largo plazo es difícil y hay poco margen de error, así que si te estás dejando aconsejar por gente sin experiencia, abre los ojos ahora. 👀

Pide ayuda, sí, pero a la gente correcta y no a quienes tengas más cerca.

Seguro que quienes te rodean tienen las mejores intenciones, pero no la suficiente experiencia que tu negocio necesita en momentos de decisiones importantes. 

Un abrazo,

Equipo Cool Academy